sábado, 8 de abril de 2017

¿Cómo hacer frente al invierno?

Pleno invierno y las temperaturas van a la baja. Aunque el frío en sí mismo no provoca resfriados, es cierto que en esta época los catarros son protagonistas. Es importante tomar algunas medidas higiénicas y de alimentación para contribuir así a estar más sanos y fuertes en inviernos. Algunas de estas medidas son:

Higiene. Lávate las manos con más o menos frecuencia, especialmente después del contacto con el niño. La higiene nasal del niño es una práctica recomendable; eliminará el exceso de moco, descongestionando la nariz.

 Agua, caldos y fruta. Es importante mantener una buena hidratación. El agua es la mejor bebida que le puedes dar, y los caldos son un buen alimento.

Frutas y verduras frescas aportarán las vitaminas que necesita su cuerpo.Un zumo de naranja es una buena opción a media tarde o en el desayuno. En cambio, para el desayuno un lácteo, como por ejemplo un yogur, puede ser una buena alternativa.

Mejor ventilación y menos abrigo. Conviene airear las estancias en las que suele estar el niño. Por otro lado, no es aconsejable abrigar en exceso, ni siquiera si el niño debe salir a la calle. Es preferible tapar orejas, manos y garganta pero reducir el grueso del abrigo para evitar que el niño sude en exceso.


No hay comentarios: