miércoles, 5 de noviembre de 2014

Crean un nuevo chaleco inteligente para “telemonitorizar” al paciente con insuficiencia cardiaca


En el marco del 50º Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares SEC 2014, que acaba de celebrarse en Santiago de Compostela, investigadores del H. Germans Trias i Pujol de Badalona, han presentado un nuevo “chaleco inteligente” que permite la telemonitorización del paciente con insuficiencia cardiaca; se trata de un tejido con sensores de bioimpedancia que permite, por primera vez, controlar control de forma no invasiva una de las complicaciones más severas en estos pacientes: la congestión pulmonar.
3 Chaleco inteligente im-1El estudio, realizado por investigadores del H. Germans Trias i Pujol de Badalona y publicado recientemente en el International Journal of Cardiology, demuestra cómo la congestión pulmonar podría medirse de manera objetiva mediante la utilización de un chaleco formado por un tejido inteligente que incorpora sensores de bioimpedancia; se logra así detectar a los pacientes más graves, es decir, aquellos que tienen una mayor retención de líquido en los pulmones, a la vez que se observa cómo se van estabilizando.
Según explica el Dr. Antoni Bayés-Genís, uno de los autores firmantes del trabajo, hasta ahora estos sensores se colocan de manera invasiva mediante agujas punzantes que penetran en la piel, o bien a nivel externo de manera muy general. El gran avance que supone el nuevo proyecto es que “hemos conseguido trasformar este proceso en una prueba mucho más precisa, no invasiva para el paciente y más fácil de realizar, ya que se lo puede colocar el propio paciente”.
¿Control externo ambulatorio?
La funcionalidad del chaleco se probó en veinte pacientes ingresados por ICA en la planta de cardiología del H. Germans Tries i Pujol de Badalona, y se comprobó como la los sensores textiles monitorizaron adecuadamente la recompensación de la ICA durante el periodo de ingreso hospitalario.
La Dra. Paloma Gastelurrutia, coautora del estudio, destaca por su parte que “esta ha sido la primera prueba que hemos realizado en pacientes ingresados en nuestro hospital y ha dado buenos resultados. Sería muy interesante que el paciente pudiera tenerlo en casa en su día a día; así, cuando detectáramos una descompensación podríamos avisar al paciente para que éste acuda al hospital, con lo que se convertiría en una herramienta de control externo ambulatorio, pero esto tendría que evaluarse en un estudio futuro”.
Los especialistas subrayan en este sentido, que será necesario realizar nuevos estudios para confirmar si la toma de decisiones clínicas en la ICA podría beneficiarse de este chaleco de bioimpedancia, no invasivo y fácil de usar.

**Publicado en ACTA SANITARIA

No hay comentarios: