lunes, 26 de mayo de 2014

UNO DE CADA 10 EUROS GASTADOS EN SANIDAD EN EUROPA SE DEDICA A LA DEPRESIÓN

Los trastornos del estado de ánimo son un conjunto de patologías cuya principal característica subyacente es una alteración del estado de ánimo del individuo. A grandes rasgos, los trastornos de la afectividad engloban el trastorno bipolar y la depresión. Esta última afecta al 15% de la población adulta, “una de cada cinco mujeres y uno de cada 10 hombres padecen depresión en España”, afirma el doctor Víctor Pérez Segura, director del Institut de Neuropsiquiatria i Addicions, Hospital del Mar (Barcelona)-CIBERSAM (Centro de Investigación Biomédica en Red en el Área de Salud Mental). Precisamente, el análisis del abordaje integral de la depresión será uno de los temas más relevantes que se traten durante el VII Congreso Nacional de la Asociación Española de Psiquiatría Privada (ASEPP), celebrado el pasado fin de semana en San Sebastián.

A este respecto, el doctor Pérez Segura explica que “en la depresión son eficaces tanto el tratamiento farmacológico como la psicoterapia. Normalmente lo primero es administrar  la terapia farmacológica y añadirle a ésta la psicoterapia de manera combinada o dar psicoterapia en los casos en los que los pacientes son resistentes a los fármacos disponibles”. Este punto es fundamental, ya que la depresión es una patología de base biológica, con origen orgánico, “en la que influyen las situaciones concretas del contexto, por lo que la crisis económica, con los problemas asociados de paro, crisis social, etcétera que conlleva, explica en parte el aumento de los casos de depresión en los últimos años”, afirma este experto.

La estrategia correcta en el abordaje de la depresión en la actualidad es clave, dado los costes personales, sociosanitarios y económicos asociados a la depresión. En Europa, uno de cada 10 euros gastados en sanidad se dedica a la depresión y es la segunda causa de discapacidad más importante en el mundo, no por el coste directo sino por los costes indirectos asociados, como las bajas laborales o el suicidio.

Antes del tratamiento, para un buen abordaje de la depresión, es fundamental el correcto diagnóstico y que éste se realice lo más precoz posible, para lo que es muy importante la labor que realizan los médicos de Atención Primaria. Una vez realizado el diagnóstico, la elección del tratamiento debe tener en cuenta los avances científicos alcanzados en los últimos años al respecto, lo que, en palabras de este experto “ha conseguido que contemos con opciones terapéuticas mucho mejor toleradas por los pacientes y que hacen posible un control de la depresión mucho más rápido, que va desde las 4-6 semanas de los tratamientos clásicos a los 2-3 días con los nuevos tratamientos disponibles”.

¿Existe un perfil depresivo?
La depresión (del latín depressio, que significa ‘opresión’, ‘encogimiento’ o ‘abatimiento’) es el diagnóstico psiquiátrico que describe un trastorno del estado de ánimo, transitorio o permanente, caracterizado por sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad, además de provocar una incapacidad total o parcial para disfrutar de las cosas y de los acontecimientos de la vida cotidiana (anhedonia). “Se trata de un síndrome o conjunto de síntomas que afectan principalmente a la esfera afectiva, como la tristeza patológica, el decaimiento o la irritabilidad, que puede disminuir el rendimiento en el trabajo o limitar la actividad vital habitual”, explica el doctor Pérez Segura.

En cuanto a si existe o no un perfil “típico” de paciente con depresión, este experto explica que “aunque no hay claramente un perfil definido, suelen ser personas perfeccionistas y vulnerables”.

No hay comentarios: