miércoles, 28 de mayo de 2014

El H. Quirón Sagrado Corazón pone en marcha una Unidad Integral de Melanoma cutáneo

De izda. a dcha., Francisco Villanueva, Araceli Sabino, Amalia Pérez Gil, Pilar Serrano y Juan Antonio Virizuela.

El Hospital Quirón Sagrado Corazón, Sevilla, ha puesto en marcha la Unidad Integral de Melanoma, la primera en su género en la sanidad privada andaluza, dirigido a potenciar el diagnóstico precoz y la implicación multidisciplinar en el tratamiento de esta patología. Andalucía es una de las comunidades autónomas donde más ha crecido el número de casos anuales de melanoma cutáneo con un 87% en la última década, según datos extraídos del estudio multicéntrico andaluz TEDIMEL-A.
La unidad la integran Francisco Villanueva, Cirujano; Araceli Sabino, oncóloga; Amalia Pérez Gil, jefe de servicio de Dermatología; Pilar Serrano, directora gerente territorial, y Juan Antonio Virizuela, jefe de Oncología. Su fin concreto es establecer una estrecha colaboración entre las distintas especialidades que intervienen en el proceso -Dermatología, Anatomía Patológica, Cirugía General y Oncología Médica-, para consensuar protocolos de actuación orientados a la mejor solución para el paciente, tanto en las técnicas diagnósticas como en los tratamientos  quirúrgico o terapéutico, en consenso con las disciplinas implicadas en el proceso de la enfermedad.
En opinión de la doctora Amalia Pérez Gil, jefa  de servicio de Dermatología de Quirón Sagrado Corazón y miembro de la Unidad Integral de Melanoma, se trata de una patología con buen pronóstico si se diagnóstica en estadios tempranos, en los que la enfermedad no ha profundizado en la piel ni producido metástasis. Por este motivo, resulta vital alertar a todos los especialistas que por cualquier causa realizan exploraciones a sus pacientes, sean de la patología que sean, con objeto de que estén alerta a la observación de lunares o manchas en la piel que presenten un aspecto sospechoso, e inmediatamente dirigirlos a un dermatólogo.
Equipo multidisciplinar experto
De acuerdo con la citada experta, una vez detectado un melanoma en fase temprana, si es superficial, se extirpa quirúrgicamente, con relativa sencillez y no debe presentar mayor problema; incluso el paciente no recibe tratamiento farmacológico: erradicada la lesión, eliminado el riesgo, aunque haya que seguir alerta por si aparece otro lunar o mancha sospechosos. Haber sufrido un melanoma predispone a recaer y a tener otro.
“Cuando nos encontramos un melanoma en estado avanzado es muy importante contar con un equipo multidisciplinar experto este tipo de cáncer, que actúe de forma coordinada y conjunta para ofrecer un diagnóstico inmediato y unos tratamientos quirúrgico u oncológico eficaces. Esta es la razón de ser de la Unidad Integral de Melanoma. En este equipo intervienen anatomopatólogos, dermatólogos, cirujanos y oncólogos, todos ellos de un modo integrado y orientado a ofrecer las mejores soluciones terapéuticas”.
Técnica quirúrgica del ganglio centinela
En aquellos casos en los que el melanoma se detecta en un estadio avanzado, es prioritario establecer si se ha diseminado más allá del tumor primario o de los tejidos próximos. A este respecto, el doctor Francisco Villanueva Martínez, cirujano de Quirón Sagrado Corazón y miembro de esta Unidad, subraya que “en los ganglios linfáticos más cercanos a la localización de la lesión primaria es donde debemos buscar células cancerígenas y determinar si el melanoma se ha extendido o no. Este estudio es vital para el tratamiento quirúrgico u oncológico de la enfermedad. Para ello se utiliza la llamada técnica del ganglio centinela, muy empleada también en el cáncer de mama”.
Si la anatomía patológica da negativa, prosigue Villanueva, es improbable que estén afectados el resto de ganglios linfáticos y, por lo tanto, no está indicada la cirugía. En caso de que sea positiva, se extirparán todos los ganglios linfáticos. Es lo que se denomina  linfadenectomía terapéutica. No obstante, puntualiza, la técnica del ganglio centinela no es aplicable en todos los casos, pues dependerá de múltiples  factores, como el tamaño de la lesión, los tumores ulcerados, los márgenes positivos o que el melanoma haya producido invasión en los vasos linfáticos

No hay comentarios: