miércoles, 28 de mayo de 2014

Cerca del 40% de los pacientes con dolor oncológico lo manifiesta de forma intensa

El dolor es el factor que peor y más afecta a la calidad de vida de las personas con cáncer. Así las cosas,el 90% de los pacientes oncológicos van a experimentarlo a lo largo de su enfermedad y de estos, hasta el 40% lo sufrirán de manera intensa”, afirma Oscar de León, profesor de Anestesiología y Medicina de la Universidad de Búfalo, Nueva York, jefe de la División de Dolor y profesor de Oncología en el Roswell Park Cancer Institute de Bufalo, Nueva York, en el XI Congreso de la Sociedad Española del Dolor.
Estadísticamente, los tipos de tumores más frecuentes son el de mama en las mujeres y el de próstata en hombres y, por tanto, son los que más incidencia de dolor registran. “Hasta en un 60% de los casos, el dolor oncológico está asociado al crecimiento del tumor o a las metástasis y en el 30% es consecuencia de los tratamientos para paliar el cáncer”, comenta el profesor de León. En este sentido, el profesional explica que “el dolor provocado por la quimioterapia, la radioterapia o la cirugía está aumentando porque la supervivencia del cáncer es cada vez mayor”. “Probablemente sea un dolor crónico que acompañe al paciente de por vida” pero aún así, los profesionales reunidos han coincidido en que, a pesar de ser uno de los peores efectos secundarios derivados de estos tratamientos, hay que primar la supervivencia de la paciente.
También en este contexto, se han presentado algunas líneas de investigación dirigidas hacia el tratamiento con nuevos fármacos que aumenten la cantidad y la calidad de analgesia, reduciendo los efectos secundarios.

Educación y formación para el buen uso de los opioides
Los fármacos opioides reciben esta denominación porque sus primeros compuestos fueron sustancias derivadas del opio. En la actualidad, se obtienen a partir de una síntesis química que ha mejorado su efecto analgésico y disminuido sus efectos adversos. El doctor Ignacio Velázquez, responsable de la Unidad del Dolor del Hospital de Alta Resolución de Guadix, Granada, resalta que “estos fármacos se pueden emplear para cualquier tipo de dolor (tanto agudo como crónico, oncológico, nociceptivo y neuropático) con una intensidad moderada o intensa y en los casos en los que haya fracasado un tratamiento anterior. Eso sí, hay que tener en cuenta ciertas restricciones lógicas como los antecedentes de alteraciones psíquicas o abuso de alcohol o drogas”.

En este sentido, y a pesar de que los opioides son actualmente unos fármacos seguros y efectivos, también presentan algunos efectos adversos, “la ventaja de estas sustancias es que sus efectos secundarios son previsibles y, en la mayoría de los casos, leves”.
A pesar de esto, los especialistas aseguran que en nuestro país se recetan menos opioides que en países del entorno porque “existe una opiofobia fundamentada en la errónea percepción de que el uso de estos fármacos está asociado a padecer cáncer o tener un proceso terminal. Tampoco ha ayudado que la cultura popular y la comunidad científica hayan extendido y mitificado su relación con la adición”, resalta el doctor Velázquez. Gracias a la labor de los profesionales médicos, en España ha aumentado en los últimos años su prescripción. “Aún estamos lejos de la media europea, sin embargo, sí estamos a la cabeza en prescripción de antiinflamatorios no esteroideos con el riesgo que entraña su uso continuado e indiscriminado” comenta.

Durante el XI Congreso de la Sociedad Española del Dolor, los especialistas han hecho hincapié en la necesidad de la educación sobre opioides ya que, tal y como enfatiza el doctor Velázquez, “no existe otro camino para paliar este estigma, que la formación dirigida tanto a  los facultativos como a la sociedad”. Asimismo, han resaltado que la investigación es fundamental para mejorar el uso de estos fármacos. “En los últimos años se han incorporado dos fármacos opioides que están revolucionando su uso ya que disminuyen enormemente sus efectos adversos y mejoran su eficacia y la tolerancia del paciente”, concluye el especialista.



No hay comentarios: