lunes, 9 de septiembre de 2013

CONSEJOS PARA EVITAR EL ESTRÉS TRAS LA VUELTA DE LAS VACACIONES


La vuelta al trabajo después de las vacaciones está siendo, en los últimos años, un motivo de consulta médica. Es la conocida depresión post vacacional, que aumenta de forma destacada los niveles de estrés y ansiedad en el trabajo.
Profesores que vuelven a sus clases después de dos meses de desconexión, abogados, juristas, funcionarios, empresarios y trabajadores de todo tipo que han podido, en mayor o menor medida, tomarse un respiro y ausentarse por unos días de sus puestos de trabajo, acusan unos síntomas de rechazo ante su vuelta a la vida laboral.
Aunque en la coyuntura económica actual, son personas afortunadas por poder retomar sus trabajos, en algunas ocasiones se presentan cuadros que de manera involuntaria acentúan el estrés y la ansiedad en estos días.
Los efectos de los síntomas de estrés son muy negativos en el rendimiento de los profesionales. Sin tener en cuenta este momento puntual de vuelta de las vacaciones, el estrés es la causa más frecuente de absentismo laboral por enfermedad, que llega a afectar a más del 40% de los trabajadores asalariados y a cerca del 50% de los empresarios según el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Desde Nascia, centro especializado en tratamientos personalizados contra el estrés y la ansiedad, analizan las causas de la depresión post vacacional y recomiendan 5 consejos para evitar que pueda degenerar en una cuadro crónico de estrés y ansiedad.
Según Pablo Muñoz, director de Nascia este tipo de dolencia se produce ante una desconexión del ritmo de trabajo y suele presentarse  cuando se retoman las rutinas habituales después de unas vacaciones, una baja por enfermedad o maternidad, periodos de excedencia, etc. Esta situación provoca una constante sensación de rechazo y miedo ante el retorno a las actividades y obligaciones laborales.
Según los expertos, la depresión post vacacional afecta al 35% de la población y suele durar entre 10 y 15 días. Los síntomas más característicos son sensación de tristeza, falta de sueño, irritabilidad, ansiedad e inquietud. Además, existen dos grupos de pacientes: los que han reducido el tiempo vacacional y por tanto no han disfrutado totalmente de un período de relajación necesario para la distensión y los que han hecho un gasto económico excesivo, lo que provoca ansiedad ante la posibilidad de no poder hacer frente a esos pagos.
Sin embargo, los síntomas de esta depresión post vacacional desaparecen por si mismos, a menos que exista otro tipo de trastorno. El peor inconveniente que puede aparecer es un  acumulativo disgusto por la actividad laboral, lo que repercute en el rendimiento laboral y el logro de objetivos.
En Nascia recomiendan  5 consejos para conseguir minimizar los síntomas de esta depresión post vacacional para no caer en cuadros más agudos de est´res. Con ellos  se puede conseguir una mejora en la actividad profesional y por tanto en la calidad de vida. Son los siguientes:
1.- Tratar de buscar el lado más positivo de la vuelta al trabajo. Además, es conveniente que unos días antes de regresar a la oficina se intente adaptar las rutinas habituales como horarios, alimentación, ocio y horas de sueño.  
2.- Durante la primera semana de trabajo intentar hacer alguna actividad parecida a lo que se hacía durante las vacaciones, como algún paseo en el tiempo para comer, deporte o salidas con amigos después del trabajo. Son una buena ayuda para no echar tanto de menos los días de vacaciones.
3.- Valorar y aprovechar los fines de semana, son la mejor oportunidad para desconectar del trabajo hasta que se vuelva a tener otro periodo de vacaciones. 
4.- Durante las horas de trabajo buscar momentos de pausa para reactivar la respiración, variable esencial en los procesos de control del estrés y la ansiedad.
Una respiración abdominal y profunda es una herramienta imprescindible de ayuda para afrontar los problemas a lo largo del día y para mantener la calma en momentos de máxima tensión. Respirar adecuadamente ayuda a relajar la mente, desconectar y mejorar el estado de ánimo.
5.- Levantarse de la mesa y moverse, ya sea a través de estiramientos o con un paseo corto, es una gran manera de retomar la jornada laboral. Cuando se comienza a sentirtenso, lo mejor es realizar algún ejercicio de relajación para volver a un estado más tranquilo.
5.-  Otra buena ayuda puede consistir en redecorar el espacio laboral con objetos que recuerden las vacaciones  o que provoquen pensamientos positivos.  También es el momento para incorporar muebles ergonómicos y accesorios que aumenten la comodidad en el trabajo, iluminación suave, y todo lo necesario para crear un espacio de trabajo más cómodo. Y, por último, ¡atención con la postura!



No hay comentarios: