lunes, 29 de julio de 2013

Un perro guía para los enfermos de demencia


**Fuente: BBC MUNDO

Te recuerdan cómo y cuándo tomar pastillas, te acompañan a comprar y te animan a levantarte por las mañanas.
No, no son enfermeros. Bueno, tal vez, pero en versión canina.
Son Oscar y Kaspa, un Golden Retriever y un Labrador, respectivamente. Dos animales entrenados en Escocia, Reino Unido, para ayudar a las personas con demencia en fase inicial.
Los perros recibieron entrenamiento durante 18 meses, de una forma similar a los perros guías que ayudan a las personas ciegas.
Ya llevan cuatro meses con sus nuevos dueños y los resultados están a la vista.
Se les ha enseñado a responder a alarmas, cargar bolsas con medicina, incentivar a sus propietarios a leer los recordatorios y animarles a salir de la cama por la mañana.

Un perro para recordar

Ken y Glenys Will no pueden creer la diferencia que han experimentado sus vidas tras la llegada de Kaspa.
Ken fue diagnosticado con demencia hace tres años y desde entonces había desarrollado un terrible miedo a estar solo.
"Kaspa es lo mejor que nos ha pasado", dijo Glenys.
"Podemos ir de compras y el perro se sienta con Ken. No necesito preocuparme por él. Los dos estamos más relajados".
Glenys le deja escritos recordatorios a Ken, mientras ella sale a trabajar como voluntaria, junto a una alarma para Kaspa.
Frank y Maureen Benham
Frank Benham cuenta que Maureen recuperó la confianza para conversar desde que Oscar está en la casa.
"Si necesito prender el horno, le dejo una nota al lado de la alarma en la cocina. Cuando se activa la alarma, Kaspa le da codazos y empujones a Ken hasta que se levanta. Es simplemente increíble".
Frank Benham también ha notado una gran diferencia en su esposa Maureen desde la llegada de Oscar.
Maureen había perdido la confianza, porque le resultaba difícil mantener una conversación. Ahora lo hace todos los días.
"Te encuentras con gente en la calle y es un tema de conversación, sobre todo si Maureen los conoce".
"Antes de tener el perro, me frustraba", añade Frank. "Pero el perro actúa como un amortiguador entre los dos. Si funciona (el plan) será una cosa normal que las personas con Alzheimer o demencia tengan un perro. Creo que va a ser un gran logro".

De la universidad a un plan de salud

La idea surgió de una tarea dada a un grupo de estudiantes de la Universidad de Glasgow: traer ideas de productos para ayudar a las personas con demencia.
Uno de ellos era Lucas McKinney. "Pensamos: ¿por qué no podemos entrenar perros para ayudar a las personas con demencia de la misma manera que los entrenamos para ayudar a las personas que no pueden ver?", cuenta.
Le presentaron la idea a Alzheimer Escocia y de inmediato la organización vio una oportunidad. Se contactaron además con instituciones como Perros para Discapacitados y Perros Guía de Escocia, y el plan comenzó su piloto con Kaspa y Oscar.
Perro junto a una alarma
Los perros van a levantar a sus dueños cuando suena una alarma como recordatorio.
Las entidades trabajaron en conjunto para identificar parejas y perros adecuados, con una financiación adicional del Consejo de Diseño de Reino Unido y el gobierno escocés.
Los dos primeros perros han demostrado ser un éxito y otros dos ya están en formación.
Las organizaciones de beneficencia involucradas dicen que los perros podrían transformarse en un apoyo vital para las personas con demencia en etapa temprana.
"El apoyo a las personas con demencia y a sus familias a aprender a vivir con la enfermedad requiere de enfoques innovadores e imaginativos", dice Joyce Gray, director adjunto de Desarrollo de Alzheimer Escocia.
"Los perros han tenido un impacto maravilloso en las familias involucradas".
ç