lunes, 29 de julio de 2013

Según la SEPAR, en España hay más de 500.000 mujeres con EPOC sin diagnosticar


Según la SEPAR, en España hay más de 500.000 mujeres con EPOC sin diagnosticarEn este contexto, señala la SEPAR, la EPOC debe tener especial efecto en las mujeres por su mayor longevidad y por la incorporación masiva de la mujer al hábito tabáquico en las décadas 1960-170. Así pues, se calcula que entre los 16 y 24 años ya fuman más mujeres (42,7%) que hombres (40,8%), lo cual está incrementando las enfermedades crónicas asociadas al tabaco en las mujeres.

El estudio EPI-SCAN, publicado en la revista Archivos de Bronconeumología de la SEPAR, con el Dr. Julio Ancochea como primer firmante, pone de relieve el infradiagnóstico de la EPOC en mujeres en España. En este estudio también se cuantifica la distribución de la EPOC y proporciona un listado de acciones para reducir el esperable desequilibrio en el manejo de la EPOC por sexo, de utilidad tanto nacional como internacional.

"El estudio revela el importante infradiagnóstico que existe en nuestro país en las mujeres con EPOC. Evidencia que tenemos que reflexionar sobre cómo mejorar el diagnóstico de la enfermedad en este grupo de pacientes", explica el Dr. Julio Ancochea, autor del estudio y miembro de SEPAR. Extrapolando las tasas de prevalencia e infradiagnóstico de la EPOC de este estudio, se estima que en España entre las edades comprendidas entre 40 y 80 años, existe un infradiagnóstico del 73%, 86 % mujeres y 67,6% hombres. En otras palabras, existirían 628.102 mujeres con EPOC, de las cuales 540.168 aún estarían sin diagnosticar.

Gravedad espirométrica

El estudio, que ha contado con 2.005 mujeres y 1.797 hombres participantes de 11 áreas geográficas, ha obtenido una prevalencia de EPOC inferior en mujeres (5,7%) que en hombres (15,1%). Entre los 386 participantes con EPOC, las 114 mujeres eran más jóvenes, menos fumadoras (un 55,3% no fumaban) y tenían una mejor función pulmonar en la espirometría; sin embargo, declararon más intentos de dejar de fumar.

Respecto a los síntomas respiratorios, no existían diferencias por sexo en tos, disnea o sibilantes a pesar de que las mujeres eran más jóvenes. Por otra parte, las mujeres con EPOC referían esputo menos frecuentemente. Y referido a las diferencias en la gravedad espirométrica de la EPOC no existen diferencias entre mujeres y hombres.

Aspectos prioritarios

Según la distribución geográfica por los centros participantes, EPI-SCAN muestra que en las poblaciones de Sevilla y Vic, el 100% de las participantes con EPOC no estaban diagnosticadas; adicionalmente en Madrid y en Córdoba se supera el 90%. El máximo infradiagnóstico en hombres se da en Madrid (85,7%) y Sevilla (75,9%). Por el contrario, los centros con menores porcentajes de infradiagnóstico han sido Requena (57,7%) en hombres, y Barcelona (69,2%) en mujeres.

La EPOC es un importante problema de salud, por esta razón la percepción general de los médicos frente a las mujeres con síntomas respiratorios y la sospecha de EPOC debe mejorar. "La implementación progresiva de las recomendaciones de la Estrategia Nacional en EPOC y la monitorización de sus indicadores en mujeres deben ser considerados aspectos prioritarios, así como identificarse recursos y establecer iniciativas para reducir el elevado infradiagnóstico de EPOC en mujeres", concluye el Dr. Julio Ancochea, que también es coordinador científico de la Estrategia en EPOC del Sistema Nacional de Salud.