miércoles, 24 de julio de 2013

La Sociedad Española de Cardiología reclama el adecuado tratamiento con anticoagulantes

Según el estudio AFABE que publicó la Revista Española de Cardiología (REC), el 10,9% de los mayores de 60 años padece FA. De estos, el 20,1% no está correctamente diagnosticado y el 23,5 sí que está diagnosticado pero no recibe tratamiento anticoagulante oral (TAO).

"La fibrilación auricular se encuentra por lo tanto subestimada, lo que hace que se trate de una patología de muy difícil control por parte de los profesionales", anuncia el Dr. Josep Lluís Clua-Espuny, director del Equipo de Atención Primaria del CAP Temple de Tortosa y uno de los autores del trabajo. "Se trata de una enfermedad que es más prevalente con la edad (según nuestro estudio la padece el 2,4% de las personas entre 61 y 64 años y hasta el 24,4% de los mayores de 84 años)", prosigue el doctor.

El estudio desveló que las causas para no prescribir TAO son la no recomendación según la escala de riesgo CHA2DS2-VASc (insuficiencia cardiaca congestiva, hipertensión, edad ≥75 [doble], diabetes, ictus [doble], enfermedad vascular y categoría de sexo [mujeres]), el deterioro cognitivo relacionado y el riesgo de hemorragia. "También hemos visto que el tipo de paciente que el riesgo de no recibir el tratamiento con anticoagulante aumenta con la edad y es mayor entre las mujeres", destaca el doctor.

"Las diferencias entre ambos sexos son un hallazgo del estudio y, por tanto, las posibles razones de las mismas no han sido evaluadas explícitamente. Es probable que estén relacionadas con el mayor porcentaje de mujeres mayores de 75 años, por diferencias en la exposición a otros factores de riesgo cardiovascular (más prevalencia de hipertensión arterial, dislipemia, y mayor índice de masa corporal), debido a una mayor comorbilidad vascular (insuficiencia cardiaca asociada a FA) , y una menor autonomía para el desempeño de las actividades básicas (menor puntuación escala Barthel entre las mujeres) que producirían diferentes inercias en la decisión del tratamiento con TAO", explica el Dr. Clua-Espuny.

El estudio también analizó el correcto control de la FA en pacientes diagnosticados y tratados. Así, el 62% de los controles de TAO estaba en rango terapéutico mostrando un buen control cualitativo en la zona del estudio, mientras que un 32% de los pacientes estaba fuera de rango terapéutico >60% del tiempo, es decir se encontraban mal controlados.

Además de para conocer el grado de desconocimiento de la FA, el estudio AFABE, que investigó a 1.043 pacientes mayores de 60 años del Baix Ebre (Tarragona), también estudió los principales factores de riesgo cardiovascular asociados a personas no hospitalizadas de esta franja de edad. Así, el más prevalente es la hipertensión (en el 70,8% de la población estudiada), la diabetes (en el 26,6% de los casos) y presencia de enfermedad cardiovascular previa (en el 14,8% de los casos d los que el 90% había padecido un infarto).

Los investigadores participantes, entre los que también se encuentran miembros del IDIAP Jordi Gol, de Amaris Consulting, de Boehringer Ingelheim y del Pla Director de la Malaltia Vascular Cerebral de Catalunya, destacan como posibles vías de mejora, incluir cribados oportunistas en los Centros de Atención Primaria, monitorizar a los pacientes sin historia de FA pero con riesgo según la escala CHA2DS2-VASc y usar la escala HAS-BLED (hipertensión, función renal/hepática anormal, ictus, antecedentes de hemorragia o predisposición a ella, labilidad de la razón internacional normalidad, edad > 65 años y toma concomitante de fármacos o alcohol) para disminuir el riesgo de hemorragia.