miércoles, 31 de julio de 2013

La Junta de Andalucía destina 18,7 millones a la Fundación Progreso y Salud para el apoyo a la investigación biomédica

El Consejo de Gobierno ha autorizado una subvención de 18,7 millones de euros a la Fundación Progreso y Salud para financiar sus proyectos de apoyo a la investigación, desarrollo e innovación biomédica durante 2013, así como a actividades de promoción de la calidad y formación en el Sistema Sanitario Público de Andalucía.
La Fundación Progreso y Salud es la entidad central de soporte a la investigación que se desarrolla en el sistema sanitario público andaluz. Su apoyo a los centros y grupos científicos de la comunidad abarca todo el proceso investigador, desde la dotación de recursos a la transferencia de resultados a la industria biotecnológica. Además, desde el pasado 1 de enero, ha incorporado la gestión de la Agencia de Calidad de Andalucía y de la Fundación Iavante, tras la fusión de las tres entidades en su solo organismo, dentro del proceso de optimización de estructuras puesto en marcha en la Junta de Andalucía.
La subvención destinada a la Fundación Progreso y Salud supone una disminución del 18% con respecto al año pasado debido, en gran medida, al ahorro derivado de la integración de las tres entidades y la culminación de la inversión en infraestructuras previstas. La subvención se destinará al mantenimiento de los centros de investigación que desarrollan terapias avanzadas, como CABIMER, GENYO o BIONAND, y la gestión de la red de biobancos del sistema sanitario público andaluz, para los que se destinarán 5,3 millones de euros.
La ayuda también cubre el mantenimiento y adquisición de nuevos contenidos de la Biblioteca Virtual del Sistema Sanitario Público de Andalucía, una herramienta que ayuda al ciudadano a conocer más sobre su salud y facilita a los profesionales la identificación y obtención de información científica relevante, y que contará con un presupuesto de 3 millones.
Otra parte de la partida presupuestaria autorizada por el Consejo de Gobierno,  3,8 millones de euros, se destina a financiar y mantener, entre otras acciones, los programas de movilidad y retorno de investigadores y el apoyo a las actividades de protección de resultados de la investigación y transferencia tecnológica. El resto de la subvención cubrirá el mantenimiento de la actividad de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, de Iavante y la estructura de gestión de las tres entidades.
Los programas de movilidad y retorno de investigadores se desarrollan desde hace tres años con el fin de nutrir de capital humano a los centros de investigación vinculados al Sistema Sanitario Público de Andalucía. Estos programas se concretan en medio centenar de acuerdos firmados con instituciones, centros y laboratorios de Europa y Estados Unidos, donde los jóvenes investigadores se forman con garantía de regreso. Los equipos de investigación andaluces incorporan también científicos de países como Suecia, Alemania, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Suiza.

Integración de entidades

En enero de 2013, la Fundación Progreso y Salud absorbió las actividades de la Fundación Pública para el Avance Tecnológico y Entrenamiento Profesional (Iavante) y la Fundación Pública Andaluza Agencia de la Calidad Sanitaria. Las funciones que hasta ahora venían desarrollando estas tres entidades se aglutinan, por tanto, bajo una única estructura y dirección, lo que ha supuesto un ahorro de más de 3,7 millones de euros.
Esta reorganización ha permitido continuar avanzando en la eficiencia y competitividad de las tres entidades y, especialmente de la Fundación Progreso y Salud, cuyos fondos provienen en gran medida de fuentes externas y no de la propia Junta de Andalucía. De hecho, de los 22 millones de euros que la Fundación gestionó en 2012, 3,6 procedían de fondos externos captados de entidades nacionales e internacionales. En total, en los últimos seis años, se han captado cerca de 130 millones de euros.

Apuesta por la investigación

El esfuerzo realizado por el Gobierno andaluz en los últimos años en I+D+i en salud se traduce en beneficios para la sociedad, pero también mediante la rentabilidad económica del sector biotecnológico. En total, Andalucía ha invertido desde 2003 más de 500 millones de euros en investigación y mantiene la misma inversión de cara a los presupuestos de 2013.
Esta apuesta se traduce en que, por ejemplo, en los últimos seis años, el número de publicaciones de los centros de investigación andaluces se haya multiplicado por cinco y las investigaciones realizadas por profesionales de los hospitales Virgen del Rocío y Regional de Málaga las hayan situado entre los 15 centros hospitalarios con mayor producción científica en España. Además, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) sigue apareciendo entre los 12 organismos con mayor número de solicitudes de patentes nacionales y entre los 10 organismos con mayor número de solicitudes de modelos de utilidad en España en todas las áreas de conocimiento. 
Desde el 2006 hasta la actualidad el sistema sanitario público andaluz ha registrado 380 derechos de la propiedad industrial e intelectual, de los cuales 318 corresponden a patentes nacionales y sus extensiones internacionales. El 18% de estos registros ha sido licenciado y transferido a empresas del sector.