lunes, 29 de julio de 2013

EL TRASTORNO POR ESTRÉS POSTRAUMÁTICO PUEDE PRESENTARSE INCLUSO MESES DESPUÉS DE HABER VIVIDO UNA TRAGEDIA


El trastorno por estrés postraumático es un cuadro que se presenta después de vivir una experiencia traumática, bien en primera persona o bien porque lo haya vivido alguien cercano. “Se trata de una patología que fue bien definida tras la Guerra del Vietnam, en los soldados norteamericanos que sobrevivieron y volvieron a casa”, explica el doctor Manuel Arias Bal, psiquiatra de Vigo y vocal de la Junta Directiva de la Asociación Española de Psiquiatría Privada. Si bien las primeras horas y días tras vivir una tragedia de este tipo es fundamental detectar posibles síntomas que hagan pensar en un posible trastorno por estrés postraumático, este experto hace hincapié en la posibilidad de que “este trastorno se presente incluso meses después de haber vivido una tragedia·.

Tras el fatal accidente ferroviario del pasado miércoles en Galicia, en el que han fallecido cerca de 80 personas y por el que sufren heridas de diversa consideración unas 130, los expertos estiman que durante los próximos meses un alto porcentaje de supervivientes y de personas de su entorno, familiares de víctimas, etcétera, así como policías, vecinos del Barrio de Angrois de Santiago de Compostela, que fueron los primeros en auxiliar a las víctimas, médicos y otros profesionales que han participado en el rescate y atención a los supervivientes, presentarán este tipo de trastorno. “Junto a síntomas inespecíficos, como ansiedad, cambios de humor, irritabilidad o insomnio pueden presentarse otros más característicos, como pesadillas repetidas, tener sentimientos relacionados con un futuro desolador o evitar tener contacto con cosas o situaciones que recuerden a la tragedia, que pueden ser reales, como pasar por el lugar donde tuvo lugar la tragedia, o evocadas, como por ejemplo evitar volver a montar en tren”.

Considerando el papel sociosanitario y la responsabilidad profesional de la Asociación y de la Psiquiatría, la ASEPP, sumándose a la solidaridad mostrada en Galicia estos días por parte de profesionales sanitarios, ciudadanos, vecinos, etcétera, ha decidido poner a disposición de la comunidad durante los próximos meses su recurso y valor más preciado: el de los profesionales que forman parte de la Asociación.“Se trata de ofrecer nuestra atención médica de forma desinteresada a supervivientes, familiares y otras personas del entorno que lo necesiten, en el marco del trastorno por estrés postraumático que todos ellos pueden sufrir, tanto en estos momentos como con el paso del tiempo”, explica eldoctor José Antonio López Rodríguez, vicepresidente de la Asociación.

Para ello, la ASEPP ha habilitado el teléfono 620 24 47 77con el fin de que los afectados e interesados puedan llamar y desde el mismo le pongan en contacto con el profesional de la Asociación más cercano. “De esta manera”, afirma el doctor López Rodríguez, “podemos completar y colaborar de forma solidaria con la labor de apoyo psicológico que están desarrollando los dispositivos sanitarios, puestos a disposición de todos los afectados por parte de las autoridades gallegas, desde el mismo día del accidente”. En este sentido, psiquiatras de la ASEPP de toda España -Galicia, Andalucía, Madrid, Cataluña, País Vasco, Navarra, Comunidad Valenciana, Aragón, Murcia y Castilla La Mancha- se han sumado a esta iniciativa solidaria, que se extenderá en el tiempo todo lo que se estime necesario.


Tratamiento del trastorno por estrés postraumático

La detección y tratamiento de los síntomas asociados al estrés postraumático es fundamental, ya que incluso, “pueden provocar un retraso en la recuperación de un superviviente que presente heridas por un accidente”, explica el doctor Arias. Asimismo, este experto añade que “es fundamental controlar los síntomas asociados al estrés postraumático, ya que además de poder presentarse meses después de una tragedia, con frecuencia, se cronifican en el tiempo, produciendo un importante sufrimiento emocional a largo plazo”.

No obstante, el doctor Arias afirma que “estamos ante un tratamiento muy arduo, ya que no existe una terapia específica y única para el conjunto de manifestaciones clínicas ocasionadas por este trastorno, sino que debemos tratar cada síntoma por separado”. Este tratamiento comprende desde la psicoterapia hasta la atención psiquiátrica en los casos más graves.


No hay comentarios: