lunes, 29 de julio de 2013

Andalucía impulsa un ensayo clínico sobre la eficacia de la telemonitorización en pacientes con enfermedades crónicas avanzadas


Andalucía impulsará un ensayo clínico multicéntrico en que se evaluará la eficacia de latelemonitorización de bioconstantes a pacientes con enfermedades crónicas en estadios avanzados. El proyecto Atlan_TIC, que cuenta con Telefónica como socio tecnológico, se desarrollará paralelamente en siete centros públicos andaluces. En Sevilla, serán los hospitales Virgen del Rocío, Virgen Macarena y Hospital de Bormujos del Aljarafeen Huelva, los hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena; y en Málaga, el Hospital Serranía de Ronda y Hospital Costa del Sol.

En total, se reclutarán 510 pacientes para comprobar, de una forma científicamente rigurosa, la eficacia, seguridad y viabilidad económica de la telemedicina en este grupo de población. Se trata del primer ensayo de estas características que se realiza en España y la hipótesis de partida es que la telemonitorización puede conllevar una reducción de hasta el 20% de ingresos y el 7% de estancias hospitalarias.

De esta forma, los investigadores medirán el impacto del control remoto de bioconstantes en términos de mejoras en salud, en cuanto se espera que los pacientes telemononitorizados (adultos con enfermedades cardiacas, pulmonares, hepáticas y renales avanzadas) ganen autonomía y control de su patología, evitando descompensaciones y complicaciones de la misma y reduciendo el número de ingresos hospitalarios y visitas a Urgencias.

Como variables de eficacia secundaria, se analizarán adicionalmente aspectos como la morbimortalidad, uso de recursos asistenciales, calidad de vida relacionada con la salud y calidad asistencial y satisfacción percibidas tanto con la asistencia médica como con los instrumentos tecnológicos que se usarán.

El director del Plan Integral de Atención al Paciente con Enfermedades Crónicas y director de la Unidad de Gestión Clínica de Atención Médica Integral del Hospital Universitario Virgen del Rocío, Manuel Ollero, coordinará el ensayo clínico a nivel autonómico, que tiene como investigador principal al internista del mismo centro sanitario y también director del Plan de Formación Integral de la Consejería, Máximo Bernabeu. Elproyecto, fruto de la colaboración público-privada entre las dos entidades, conlleva una financiación de 975.206 euros,

Metodología

El reclutamiento de pacientes comenzará a finales de año y se prolongará durante 18 meses. Se establecerán dos grupos de pacientes, según tengan o no tengan telemonitorización. Ambos serán tratados con el estándar óptimo de atención promulgado por el Proceso Asistencial de Atención al Paciente Pluripatológico y por el Plan de Atención a Pacientes con Enfermedades Crónicas de Andalucía, basado en una asistencia clínica integral compartida entre atención primaria y atención hospitalaria, con co-protagonismo del médico de familia, el internista de referencia y los equipos de soporte domiciliarios, con visitas presenciales, ingresos programados en caso de inestabilización, apoyo de Hospitalización Domiciliaria, la enfermería gestora de casos y el servicio 24 horas de Salud Responde.

En los pacientes no telemonitorizados se promoverá, como es habitual, el autocuidado, la figura de la persona cuidadora y los autocontroles de constantes (frecuencia cardiaca, tensión arterial, peso, diuresis y glucemia capilar, en caso de diabéticos), que se registrarán manualmente en el cuaderno de salud del paciente.

En los pacientes telemonitorizados, que recibirán un kit compuesto de los equipos de monitorización y una tableta digital, se seguirá un protocolo asistencial idéntico, a diferencia de que los registros de las constantes se grabarán automáticamente en un cuaderno virtual de salud, disponible a tiempo real para los profesionales sanitarios por vía telemática de transferencia de datos, sin necesidad de cables.

El sistema de telemonitorización incorporará rutinas de alarma según horquillas prefijadas de las bioconstantes, trasladando automáticamente esas alarmas al equipo asistencial. Adicionalmente, y ante desestabilizaciones clínicas que estarán detalladas en un manual específico, el paciente activará esas alarmas a Salud Responde. El equipo asistencial tendrá diseñada una respuesta ante todas las situaciones de alarma que se detecten por los equipos de telemonitorización.

La tableta digital también permite introducir manualmente los datos biométricos, al mismo tiempo que acceder a la agenda diaria y cuestionarios, el buzón de mensajes, los contenidos audiovisuales educativos y de hábitos saludables y la carpeta personal de salud, plenamente integrada con los sistemas operativos del Servicio Andaluz de Salud.

Se ha previsto un periodo de aprendizaje de 15 días para que los pacientes sepan cómo manejar los dispositivos de telemonitorización. Asimismo, el tiempo por el que permanecerán telemonitorizados oscilará entre los 45 días y los seis meses, según se estime necesario por el equipo asistencial, que decidirá en función del nivel de autocontrol y autonomía conseguidos. El uso de la tecnología por parte de los pacientes se evaluará en todo momento, contabilizándose en registros informáticos.

Todos los pacientes recibirán su seguimiento clínico habitual y además cinco visitas regladas de monitorización del ensayo clínico. De igual modo, rutinariamente, se anotarán los posibles acontecimientos adversos de la intervención en los dos grupos de pacientes, actuándose ante ellos.

No hay comentarios: